Ajua Tours

Tours a Monterrey

Cada generación es diferente y mucho de estas diferencias se reflejan por y hacia las nuevas transformaciones de toda índole: sean científicas, tecnológicas, industriales y todo lo que influya en la sociedad.

Por otro lado, sabemos por experiencia que, el mundo que ahora heredamos será para ellos y ellos lo adaptarán tal como lo ha sido hasta ahora.

En el mundo empresarial, estos son datos relevantes para irse adaptando a dichos cambios, es decir, el comprender a esta generación en cuanto a sus necesidades, expectativas y hábitos es crucial para su futuro éxito empresarial.

Los Millennials que es el término que se les da a la generación nacida entre 1980 y 2000, tienen gustos y hábitos únicos. Para el 2020, los millennials comprenderán la mitad de la fuerza de trabajo mundial.

Son intrínsecamente expertos en tecnología, con mentalidad social y de acuerdo con el Índice de Sentimientos de Viajeros de Negocios GBTA de 2015, será una generación que doblará las probabilidades de querer viajar más por negocios que su generaciones precedentes.

De hecho, ya existen estudios que prevén que para el año 2020 serán los millennials quienes realizarán el 50% de todos los gastos de viajes de negocios.

Entonces, ¿cómo los millennials tenderán a cambiar la naturaleza de los viajes de negocios en estos próximos meses/años?

Para los millennials, la línea entre su vida personal y profesional es a menudo borrosa, con el número creciente al trabajar desde el hogar o trabajar horas flexibles.

Para algunos, esto significa trabajar en las tardes y participar en actividades de ocio durante las horas de trabajo tradicionales.

Los millennials han abrazado esta flexibilidad y libertad, especialmente cuando se trata de viajar, a menudo extendiendo sus viajes de negocios para incluir días de ocio o experiencias.

Siempre y cuando el empleador y el empleado sean capaces de articular claramente desde un punto de vista político y seguro donde sus respectivas responsabilidades se vean resueltas, esta tendencia puede ser visto como muy positiva en general.

El proporcionar tal flexibilidad y tiempo de inactividad potencial a menudo resulta en trabajadores más productivos, comprometidos y leales a largo plazo.

De hecho, estamos empezando a ver a los mejores talentos tomar decisiones de carrera en torno a las empresas que ofrecen políticas de viajes flexibles y favorables.

Con los millennials, la noción de ser “el centro del viaje” es más importante que nunca. Esta generación no es tímida cuando se trata de gastar mientras viaja por negocios, sin embargo, siguen siendo expertos y constantemente buscan valor por dinero.

Por ejemplo, mientras para algunos buscan vuelos baratos para trasladarse, la mayoría de los millennials buscarán la mejor forma de trasladarse que les ofrezca más tiempo y comodidad.

Puede ser que algunas aerolíneas ofrezcan ambos requerimientos y eso es justo lo que las empresas tratan de compaginar para hacer de los millennials clientes recurrentes.

Por otro lado, es una generación que requiere conectarse con sus redes sociales para la retroalimentación, luego se dará la vuelta para terminar con el acuerdo que no es necesariamente será el más barato, pero sí es percibido como el de mejor valor.

También se reservan el derecho de ganar y quemar sus puntos de fidelidad en el entorno empresarial.

Desde el punto de vista de la empresa, proporcionar a los millennials una cierta flexibilidad y libertad para hacer sus propias opciones de viaje de negocios, dentro de parámetros específicos, puede ser beneficioso.

Mediante la pre-negociación de tarifas con una variedad de compañías aéreas y hoteles, en donde se presente un mayor margen para los millennials donde puedan seleccionar la opción que mejor se adapten a sus necesidades, dentro de la política empresarial, serán por lo tanto las empresas con mayor número de clientes millennials.

Vuelvo a mi querido San Juan arrow-right
Next post

arrow-left Un juego muy sexy
Previous post